top of page

El Iberian Historic Endurance demostró su competitividad en Navarra

Actualizado: 1 jun 2023



  • Puig y Navarrete fueron los más rápidos en la pista

  • Dávila gana H-1976 y Barbot H-1965

  • Espectaculares carreras en H-1971 y GDS

  • Ganador especial en el Índice de Performance


La caravana ibérica del Historic Endurance se dirigió al norte de España el passado fin de semana, para disputar la sexta carrera de la temporada. En el moderno Circuito de Navarra volvieron a oírse los rugidos de los fascinantes motores de antaño.


El sábado tuvo lugar la sesión de clasificación y la primera carrera de esta doble jornada que se celebró en el circuito de Los Arcos, de 3,933 kilómetros de longitud, durante la cual los competidores del Iberian Historic Endurance ofrecieron un gran espectáculo dentro del espíritu de la competición: "Relaxed Historic Racing".


CALIFICACIÓN


Con los rayos del sol abriéndose paso en una mañana fresca, pilotos y máquinas tuvieron un primer contacto con la pista que el Historic Endurance no visitaba desde 2018. A primera hora de la tarde tuvo lugar la esperada sesión de clasificación de 40 minutos. Con diferentes estrategias, las más de tres docenas de coches, que en su época han alegrado los circuitos por los que han pasado, salieron al asfalto en busca del mejor tiempo posible.


El dúo español Jordi Puig/Fernando Navarrete, en el siempre espectacular Ford GT40, inscrito en la clase GTP & SC, concluyó la sesión con el mejor tiempo, acorde con su condición de grandes favoritos. Domingos Sousa Coutinho y Rui Maia fueron los mejores de los H-1971, ya que colocaron el BMW 2800 CS en la primera fila de la parrilla. Los franceses Florent Cazalot (Lotus Seven) y Stéphane Rey/Mathias Rey (Crosslé 7S), colocaron sus coches de la clase GTP y SC en la segunda fila de la parrilla, mientras que la tercera fila la compartieron Eduardo Dávila (Porsche 911 3.0 RS), el H-1976 más rápido, y Carlos Barbot (Lotus Elan R), el H-1965 más rápido. Luís Sousa Ribeiro, en su competitivo Ford Cortina Lotus, marcó el mejor tiempo entre los GDS.


CARRERA


Saliendo desde la primera posición, Jordi Puig y Fernando Navarrete realizaron una carrera autoritaria con el fabuloso Ford GT40 y sin ningún desliz, repitieron el triunfo conseguido en 2021 en el Jarama. Florent Cazalot quedó en un justo segundo lugar tras una carrera sin problemas. Savinien Legeleux (Lotus Seven) completó el podio en la categoría GTP & SC, quien ciertamente se divirtió entrometiéndose en la lucha de los punteros de la clase H-1971.

El tercero en ver la bandera a cuadros en la tarde del sábado fue el Porsche 911 3.0 RS de Eduardo Dávila, que le dio al piloto español el triunfo en la clase H-1976, seguido inmediatamente por el Elan 26R de Carlos Barbot, que esta vez en solitario, volvió a saborear el triunfo en la categoría tras la victoria en Estoril Classics. El piloto de Oporto Racing terminó con cierta ventaja sobre el segundo clasificado de la clase, el francés Vincent Tourneur (Porsche 365 Speedster), que, con mucho esfuerzo, consiguió llevar su coche hasta el final y celebrar una nueva victoria (Index de Performance).

En cuanto a los H-1976, si el triunfo de Davila fue incuestionable, la batalla por las restantes posiciones de honor estuvo siempre mucho más "abierta", con el dúo francés Mathieu Izidi/Rémi Guillot (Porsche 911 2. 7 RS) superaron a Ricardo Pereira/Nuno Breda (Ford Escort) en un tête-à-tête por el segundo puesto, lo que no quita la relevancia del resultado del dúo portugués, ya que se trata de su primer podio en la competición de clásicos más prestigiosa de la Península Ibérica.

En una carrera que siempre tuvo motivos de interés, lo más destacado fue, sin duda, la lucha por la victoria en la clase H-1971. El BMW de Domingos Sousa Coutinho/Rui Maia lideró las dos primeras vueltas hasta el abandono. A partir de ese momento, la lucha por el triunfo quedó en manos de Joaquim Soares (Lotus Elan) y Paulo Lima (Ford Mustang). El imponente coche norteamericano saltó delante del Lotus naranja justo en los primeros metros de la carrera, pero la particular lucha entre estos dos coches, que siempre corrieron al mismo nivel, se "complicó" por la presencia del Seven de Savinien Legeleux y la amenaza presente del Porsche 911 2.5 ST de Vincent Jiménez. Soares superó a Lima en el pit-stop obligatorio, pero nunca pudo rendirse, porque el corto margen no era suficiente para abandonar. De hecho, en un duelo que duró casi toda la carrera, los dos coches cruzaron la línea de meta con sólo dos segundos de diferencia. Vincent Jimenez consiguió un legítimo tercer lugar.

En la categoría Gentleman Driver Spirit (GDS), Luís Sousa Ribeiro consiguió alejarse rápidamente del francés Michel Mora (Porsche 911 SWB) en los primeros momentos de la carrera, y ambos se quedaron aislados en la parte delantera, hasta que este último abandonó. Nuno Nunes, que esta vez corrió solo, tuvo el mérito de llevar el Porsche 911 SWB preparado por Garagem João Gomes al segundo lugar. Un poco más atrás, en la primera mitad de la carrera, hubo un duelo muy divertido entre cuatro pilotos: Piero del Maso (Porsche 911 SWB), Carlos Beltrán (Porsche 911 SWB), Carlos Santos (Ford Escort - H-1976) y Jorge Guimarães (Volvo 121 - H-1971). Jugando "en casa”, Carlos Beltrán se llevó lo mejor y subió al último escalón del podio.


UN GANADOR ESPECIAL EN EL INDEX DE PEFORMANCE


El Index de Performance, en el que el ganador no es el primer coche en cruzar la línea de meta, sino el que mejor se comporta en la pista según la edad, la cilindrada y el tipo de carrocería, tuvo su quinto ganador diferente esta temporada. El ejemplar ofrecido por la prestigiosa marca de relojería suiza Cuervos Y Sobrinos, se entrego en la ceremonia del domingo al francés Vincent Tourneur, piloto del Porsche 365 Speedster blanco a lo James Dean.


Además de ser una figura de las carreras de clásicos, este piloto francés es también uno de los pocos pilotos internacionales parapléjicos de la disciplina. Antiguo snowboarder profesional en los años 70, su vida cambió en 2003 tras un accidente de trabajo. Se negó a que su destino se redujera a "tres botones" y ha participado en las mayores carreras de rallies clásicos del mundo, como el Tour Auto y la Mille Miglia, y compite regularmente. Habitual dl Historic Endurance, Tourneur participó en la última edición del Dakar Classic.



En la segunda posición del Index de Performance quedó Luís Sousa Ribeiro, mientras que el dúo británico Ellie Birchenhough / Nick Topliss, en Austin Mini Cooper S, terminó tercero.



El Festival de la Velocidad de Navarra continuó el domingo con la segunda carrera del fin de semana, con la misma duración de 50 minutos.




댓글


bottom of page