top of page

Lotus gana “sprint” de tres horas en Spa-Francorchamps



Al volante de un Lotus Elan, Ben Barker y Gordon Shedden ganaron la reñida edición de 2024 de las "3 Horas de Spa", en lo que fue un prometedor comienzo de la temporada de este año del Iberian Historic Endurance.



En una carrera que fue particularmente dura para el pelotón de más de sesenta autos de Turismo y GT hasta 1976, a pesar de las siempre impredecibles condiciones atmosféricas que se mantuvieron estables en el Circuit de Spa-Francorchamps durante todo el evento, las estrategias de los equipos terminaron marcando la diferencia, aunque el ritmo de los líderes siempre fue bastante intenso, como si se tratara de una carrera de sprint.



Harry Barton y Oliver Reuben, en un TVR Griffith 200, partieron desde la pole position y siempre estuvieron en el grupo delantero mientras estuvieron en pista, sin embargo, la mecánica del auto británico cedió después de veinte vueltas. Rápidamente se comprendió que la lucha por la victoria sería entre los dos Porsche 911 3.0 RS de la familia Rolner, los autos con la mayor velocidad máxima, y los ágiles Lotus Elan de los equipos ingleses, que no necesitan repostar, pero que arrancan con los tanques llenos, lo que equivale al 10% del peso del auto.



Lars Rolner y el campeón belga de Turismos, Pierre-Alain Thibaut, tomaron el liderazgo de la carrera aún en los primeros metros de la prueba, posición que el Porsche con los colores de Martini Racing perdió en la vuelta 18 ante el Porsche rosa del mismo equipo. Anette Rolner y Michael Holden se mantuvieron al frente de la carrera durante quince vueltas, cuando la dupla fue superada por el Lotus Elan de los ganadores.



El piloto oficial de Ford en el WEC, Ben Barker, y el ex campeón del BTCC, Gordon Shedden, tomaron el liderazgo de la carrera en la vuelta 34 y nunca lo soltaron durante las siguientes veinte vueltas. La verdad es que el Lotus, que conquistó el triunfo en la clase H-1965, no era el más rápido en pista, pero fue, como se esperaba, el auto que menos tiempo perdió en boxes durante la carrera, poco más de cuatro minutos. De hecho, la fórmula para el éxito en la prueba terminó estando en el tiempo dedicado en boxes.


John Tordorff y Andrew Jordan, los ganadores del año pasado, siempre estuvieron entre los cuatro primeros lugares, subiendo al segundo lugar ya en la última hora, posición en la que recibieron la bandera a cuadros. Sin embargo, una irregularidad en el tiempo de los turnos de conducción les valió una penalización que los llevó al tercer lugar en general y al segundo en la categoría H-1965.



Al final de la carrera, Lars Rolner y Pierre-Alain Thibaut fueron promovidos al segundo lugar, lo que les valió el triunfo en la clase H-1976, terminando por delante del otro auto del equipo y del Jaguar E-Type de Rhea Sautter y Andy Newall. En cuanto a los H-1976, tradicionalmente un feudo de los autos de la marca de Weissach, fue con gran sorpresa que el tercer lugar quedó en posesión del Ford Escort MK1 del trío Pantelis Christoforou, Kerry Michael y Andrew Constantinou.



En el H-1971, el inicio de la prueba fue liderado por el TVR Tuscan de los británicos Connor Kay y Ben Caisley, dominio que duró veinte vueltas hasta el abandono del auto inglés. Con su mayor adversario fuera de la contienda, Christian Oldendorff y Finn Gehrsitz, gracias a la regularidad y confiabilidad del Alfa Romeo GTAm, celebraron el triunfo de la clase. El dúo alemán terminó con más de un minuto y medio de ventaja sobre los segundos clasificados, el trío portugués compuesto por José Carvalhosa/Guilherme Dal Maso, en Porsche 911 ST. Por otro lado, los locales Emil de Weerdt, Luc Branckaerts y Bjorn Kabergs, en su imponente Ford Mustang, celebraron el tercer lugar de la clase. Tanto el Porsche portugués como el Mustang pasaron por la delantera.



Al final de la prueba, Christian Oldendorff y Finn Gehrsitz no solo tenían el triunfo en la clase H-1965 para celebrar, sino que también fueron ellos quienes ganaron el Índice de Performance de la primera carrera de la temporada, una clasificación que a menudo sale del grupo de vehículos de menor cilindrada, llevándose a casa el codiciado ejemplar del relojero suizo Cuervo y Sobrinos. También subieron a este podio Olivier Muytjens y Brice Pineau, que habrán hecho la mejor carrera desde que se unieron al pelotón del Historic Endurance, al terminar en cuarto lugar en los H-1965, y la dupla Andy Yool/Luk Wos, que llevaron el "raro" Turner GT MKII hasta el final de la carrera.



Después de esta destacada pasada por uno de los circuitos más bellos del mundo, la temporada del Historic Endurance continúa en la Península Ibérica, con otro gran espectáculo en perspectiva el fin de semana del 25 y 26 de mayo, en el Circuito de Jerez. La competencia de clásicos más prestigiosa del sur de Europa es el "plato principal" del programa del Jerez Classic


___________________________________

 






Comments


bottom of page